miércoles, 27 de abril de 2016

Hola chicas. Realmente no sé que decir. Ando muy trabada y no me sale nada. Intenté publicar varias veces y lo deje por la mitad. No me sale escribir. Pero no quiero que pase un mes sin actualizar, así que trataré de decir algo, aunque no tenga ninguna importancia.
A ver, sigo con bajones, pero estoy bien. La mayor parte del día soy bastante normal y hago cosas. Yo, la mina mas inútil e incapaz, haciendo cosas de gente normal. Increíble.
Obvio que no lo hago por mi cuenta. Tengo mucha ayuda de mi novio que se esfuerza mas que yo y prácticamente tiene que empujarme a hacer todo. Pobre, lo quiero mucho.
Sigo con el tratamiento, aunque con menos sesiones. No sé, no me siento muy animada siempre, pero estoy mas estable a pesar de los pequeños cambios de ánimo.
Empecé la facu, pero no quiero hablar de eso porque me da miedo dejar, como el año pasado.
Sigo hecha un desastre, sin plata y me desmotivo rápido. Pero, estoy mejor.
Juro que no sé que mas decir. Espero escribir antes que termine el mes.
Un beso.

viernes, 8 de abril de 2016

Como siempre, no sé me cae una idea. No sé con que llenar éste blog realmente. Con problemas, con banalidades, con quejas...
No sé que decir
En éstos días empiezo la facu. No estoy nerviosa, ni tengo miedo. Incluso, a veces, tengo ganas. Pero es complicado. Ayer hablaba de esto con la psicóloga, de lo mucho que me cuesta tener y mantener ilusiones. Es algo que debo haber perdido en algún momento de los últimos años, pero no sé.
Es difícil cuando nada te importa, no sabes de donde agarrarte, de donde sostenerte, que hacer. Según ella es un mecanismo de defensa, para que nada me hiera." Si nada importa, nada te lastima".
El tema es que no sé como salir de este estado. Tengo días muy buenos, otros regulares, pero siempre en un estado neutro en cuanto a ilusiones. Admito que se complica vivir así. No me sale sentir de otra forma. Cualquiera me diría que debo aferrarme a esas insipientes ganas que me surgen a veces, incluso, yo me lo digo. Pero las ganas se pierden rápido, al igual que las ilusiones. Es algo que incorpore.
Imagino que no tener autoestima lo complica bastante, incluso, tal vez sea por no tenerla. Antes alimentaba ese pequeño ego adelgazando, ahora sé que no hay forma, que no se relaciona con el peso(aunque no me importaría seguir adelgazando), ni con logros. Simplemente no sé que hacer para sentirme conforme. Me odio demasiado y así sería en cualquier otra circunstancia, así fuera la mas ideal. El problema es quien soy. O yo hice un problema de quien soy.
Tengo con que alimentar ilusiones y sueños,pero no sé como hacer que me importen. Tampoco es que no me importe nada ni nadie. Sólo se aplica a las cosas que se relacionan conmigo. Me odio, pero me hace bien que me quieran, y aunque no crea merecer el aprecio de nadie, me gusta sentirme querida.
Así que aferrarme al cariño parece una buena salida. Y eso hago. Pero soy jodida, y le complico la vida a la única persona que da algo por mi. No sé que haría sin el.

A veces creo que no debería detenerme a pensar éstas cosas, solo tratar de vivir o fingir que lo hago, pero no puedo.
La psicóloga me dijo que tengo que aprender que las demás personas también tienen días malos, que nadie es feliz constantemente. Que tengo una idea equivocada de lo que es ser "normal". Y sí, yo sé todo eso. Pero la gente normal tiene ilusiones, algo que yo no tengo y que no sé conseguir. La gente normal es mas estable, la gente normal tiene la capacidad de salir adelante, un talento que yo perdí.
Mas allá de todo este drama, sigo intentando. Porque creo que puedo estar un poquito mejor, ya no lo veo tan lejano o imposible, pero si muy difícil.

Parece muy arriesgado tener sueños, pero es casi imposible salir adelante sin aferrarte a algo. Hablé de esto mismo en algunas entradas viejas. Parece que mis problemas no varían demasiado. Tengo ganas de estar bien, pese a los bajones y cambios de humor, que son mas leves ahora. Trato de recuperar a la personita que solía ser. Pequeña, porque me perdí hace mucho. En el intento sigo sintiéndome vacía, pero no como antes. Por lo tanto, estoy mejor. Lo admito pese a ser la persona mas pesimista que conozco. No es suficiente, a veces me frustra que no lo sea, pero, supongo que las cosas van casi bien.
Extraño un poco lastimarme, extraño la maldad conmigo misma. Pero no quiero volver a alimentar el fracaso y la miseria. Mi entorno no es el mejor, no veo a mi familia como tal. Me mortifica tener estos pensamientos, pero es mi realidad. Ya no me pesa la necesidad de contar con alguien, ni cargo un enorme vacío, ni me desborda la soledad, y eso facilita mucho vivir y ser. Así que seguiré intentando lo que sea que intento, porque ahora me parece una buena idea, y ahora le encuentro sentido.



martes, 5 de abril de 2016

No tengo mucho que decir. Paso a contrarrestar un poco la entrada fatalista del otro día. No debería escribir en esos momentos, exagero demasiado las situaciones.
Bueno, quería decir que estoy bien, sobre todo hoy. Me cuesta mucho hacer todo, pero trato de hacerlo, sobre todo porque es la única forma de aplacar el sentimiento de inutilidad. Son pasitos que duelen, pero los doy.
Todo lo que hago sigue pareciéndome una mierda. Cualquier aspecto creativo o demás. Por lo tanto, es difícil prolongar mis aficiones. Pero también lo intento. Al menos tengo fuerza para intentar y hacer, eso es todo lo que pido. Al ser tan inestable podría ponerme mal por cualquier cosa, en cualquier momento. Eso me asusta, necesito estar tranquila.
Pero hoy estoy bien, así que solo puedo decir eso.
Gracias por comentarme, lo aprecio mucho.

viernes, 1 de abril de 2016

Estoy cansada. Simplemente. No veo salidas. No sé si quiero morir. No me emociona la idea, pero si me reconforta. Pienso que quizás todas las salidas apunten ahí. No quiero seguir contando las mismas cosas que nadie quiere escuchar, y las que estoy cansada de repetir. Andar con éste dolor por la vida no me parece una buena idea. No me parece una opción. Estoy cansada. Me siento estúpida, me siento ignorada, desbordada, sin salida. Nada me entusiasma , nada me llena. Vivir de esta forma es insoportable. Intento ser feliz, hago fuerza para ser feliz y es lo mismo que nada. Mis fuerzas no valen nada, yo no valgo. Y no lo digo por compadecerme, sino que, por alguna razón, es así. No tengo motivos. Tampoco los merezco. Nací con algo malo dentro de mi, algo inmundo, puedo sentirlo ahora mas que nunca. Estoy llena de miserias, de vacíos, de nada. Siempre la nada, siempre sola. Nadie me aguanta y yo tampoco.  Mi vida se fue a la mierda, para que negarlo? No tengo razón de ser, no sé que hacer para estar bien. No sé sentir alegría, no sé sentir tranquilidad. No sé. Deambulo por ahí sin razón, me invento una vida por obligación. Nadie me quiere. Nadie se acuerda de mi. Puedo sentir el rechazo, puedo sentir el odio, puedo sentir la nada, el olvido. Nací porque sí. Vivo porque sí, sin razones, siempre. Abunda el vacío en mi vida. Estoy sola y soy estúpida. No sirvo para nada y es innegable. Escribo bajón tras bajón y es una mierda.

Créanme cuando les digo que no soy nadie. Ya no me ocupo de mi, ya no me ocupo de nada. Voy por la vida desarreglada, en el mas completo estado de abandono. Deje de ser y es irrevocable. No puedo ayudarme. Soy patética.
No pido demasiado. Solo levantarme sin miedo a empezar el día, siendo la misma persona a la mañana que a la noche. No digo tener ganas, solo tener fuerza para un día mas. Sobrellevar esto.
No quiero hacer mas tratamiento, no digo que no me ayude, solo no quiero hacerlo mas. Ya no sé quien quiero ser, ni de que forma quiero manejarme. Me siento una gorda inhumana, lo soy. No hay una sola parte de mi cuerpo que no inspire asco o pena. No me importaría restringir hasta el cansancio, no me importaría vomitar porque si. No me importaría nada porque estoy cansada.
Soy una mina muy boluda y muy triste. Muy falsa, muy mentirosa. Me encierro en mi propia miseria y no pido ayuda. Tampoco podría.
Y realmente éstos son temas que no quiero tocar en este blog.  Me da miedo quien pueda leerlo.

Por otro lado, mi novio siempre está para mi. Siempre tengo su ayuda, siempre esta conmigo. Casi me duele que me quiera tanto, que me quiera a mi, a ésto.
Le gusta releer este blog, no se bien por qué, supongo que debe buscar algo. Sea como sea, es un amor. Me gustaría darle el aprecio que merece, pero me conoció en un mal momento. Que habría sido peor de no ser por él.

https://www.youtube.com/watch?v=ks_qOI0lzho