viernes, 14 de agosto de 2015

"More and more, it feels like I’m doing a really bad impersonation of myself."

Tal cual, así me siento. Hago , digo, y pienso cosas que mi verdadera personalidad no haría, no pensaría y no diría. Como esta actitud de timidez que vengo demostrando hace meses, una timidez que no concuerda para nada conmigo. No soy una persona extrovertida para nada, pero esto de pasar por tonta y sentirme avergonzada por todo y que lo demás lo noten y piensen que soy de una forma que no soy ,es malísimo. Es como estar personificando a alguien que me cae muy mal. Y sentirme tan dejada, tan descuidada conmigo y dejar de lado las cosas que me gustan y me dan sentido.todo lo que no estoy haciendo y lo dejo ahí empolvándose. Y la pila de ropa en el suelo, el desorden que me marea, las cosas que no soluciono, la falta de interés, la soledad que yo misma elijo.
Anoche pensaba que no debería ayudarme, por ejemplo, tratando de ver soluciones, pensando en mejorar, creyendo que estoy bien, contenida, acompañada, que soy querida. Porque creyendo todo eso empiezan los miedos, y para no tener miedo me digo que no tengo de que preocuparme porque ningún grupo me va a sacar adelante, que no existen soluciones porque no existe un problema, que mejorar no es una opción cuando se es tan mediocre, que nunca voy a estar bien porque personas como yo no lo merecemos, y que no debería preocuparme en perder el cariño de nadie porque nadie siente tal cosa por mi. Y está bien, así debe ser. ¿Para qué preocuparme por todas esas cosas malas?, mejor recibirlas con los brazos abiertos. Es lo que me toca, lo que merezco. Mejor sentirme conforme sabiendo que tengo lo que me corresponde: nada.
Entonces digamos que no sé cual de esas actitudes adoptar, si ser este asco de persona y lamentarme por ello, o seguir siendo este asco de persona y aceptarlo como un castigo, o tratar de ser menos de todo esto y un poco mas persona de verdad. Llegue a un punto en que no distingo los pensamientos buenos de los malos, los reales de los fundados por los malos momentos(que a lo mejor sean los verdaderos). Lo único que realmente sostengo siempre y de lo que no cambio de opinión, es que no me gusta lo que soy ahora, aunque he sido peor.
 Lamentable.


2 comentarios:

  1. Mirá, lo que decís vos es una especie de nihilismo. Y a mí me gusta mucho esa filosofía, de que no somos nada... de que somos como una colonia de hormigas, que podemos ser aplastados con un dedo y las demás van a seguir trabajando, porque somos insignificantes. Y es que somos nada, en este mundo de tantos millones y sin ir mas lejos, en estas ciudades enormes. Si lo pensas así, nadie puede negartelo.
    Pero ahora pensá... ¿vos querés seguir siendo así? O sea, en la posición que estás ahora estás pasandola mal. ¿Y si probás otra posición, a ver qué onda? Capaz y te gusta más, capaz y no. Pero si no probas nunca vas a saber. Y el problema de no intentarlo, es que cuando pasen los años, y tengas 30, o 40, vas a pensar ¿Por qué no disfruté un poco más mi juventud? Bueno, los viejos dicen que eso pasa.. . yo todavía no sé. Pero creo que tienen un toque de razón.
    Mi consejo, es que hagas lo que quieras (obvio) pero yo si fuera vos intentaría... a ver que pasa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola! coincido con Cheshire, tendrías que probar y ver todo de otra manera. Si no te gusta como sos y queres ser de otra manera podes! basta solo con intentar. No creo que no te merezcas nada por lo que sos, no se haces mal a nadie, solo a vos misma...por que no te mereces nada? todos meceremos algo en la vida. Tendríamos que pensar menos y vivir mas!
    Animos y abrazos!!

    ResponderEliminar