martes, 9 de junio de 2015

Cada día estoy mas desorientada y un poco mas desligada de esta vida. Puedo contar motivos para aferrarme a ella con una sola mano y ninguno de ellos es por mi. No tengo a quien recurrir, solo consigo que me ignoren deliberadamente y duele.
Hoy llore mucho y me sentí muy sola, odie a todos los que podrían ayudarme con una simple palabra y deciden no hacerlo. Tengo demasiado rencor y no se como manejarlo.
Siento frío y una pérdida enorme. Tengo tanto miedo, miedo de que ésto nunca se termine, de que siempre sea de ésta forma, de que sea lo que me corresponde. Nadie va a venir a darme una mano, ni siquiera una palabra de apoyo y yo no soy fuerte como para salir sola de esto.
Supongo que debo dejar que lo poco que queda de mi se consuma ya que evidentemente, a nadie le importa demasiado.
La única ventaja que puedo rescatar de todo esto es que no tengo hambre



4 comentarios:

  1. Y que tienes un blog y puedes venir a contarlo todo, y luego te leemos y te decimos alguna palabra de aliento

    de mi parte sabes donde encontarme, y sabes que aqui puedes desahogarte y aqui te apoyamos

    un beso nena!

    ResponderEliminar
  2. A veces es uno quien debe pedir ayuda. Los demás no leen la mente. Todos tenes problemas y al estar ocupados en solucionarlos no nos fijamos en los problemas ajenos, pero creo que nadie puede llegar a ser tan forro como para no querer ayudarte si le pides tu consejo, un abrazo, una palabra. Besos y que mejores.

    ResponderEliminar