martes, 16 de junio de 2015

No sé, la facu es un desastre... sinceramente. Mil faltas, no hago nada, en dos semanas rindo, bien, ni me interesa. Voy para hacer algo, pero no me lo voy a tomar muy en serio. El trabajo: sigo siendo una inútil, tampoco me importa demasiado. A fin de año me voy a arrepentir bastante pero...fue.
O quien sabe, quizás luego lo arregle, nunca se sabe conmigo. Sigo peleada con todo el puto mundo, aunque no me siento tan pesimista y mi ansiedad la manejo con un par de cigarrillos.

Supongo que podría decir mas cosas pero soy tan vaga que ni eso puedo hacer.

sábado, 13 de junio de 2015

No me quejo.
Sigo perdiendo el tiempo, por qué, no sé. No debería tomarme las cosas tan en serio, no es la gran cosa, nada lo es. Sin embargo,,,
Soy egoísta, eso dicen, me da igual, todos los somos y no está del todo mal. Además, solo es una de mis facetas, tengo miles, no soy nadie en particular. Uno se acostumbra.
No sé que mas desvariar, pensé que tendría mas idiotez para desparramar, pero no. Siento que estoy a punto de ponerme triste, solo a punto, es raro es como si yo misma debiera tratarme con cuidado para no herirme, justo como hacen los demás(la mayor parte del tiempo) es complicado saber que decir para no alterar a la loca. Creo que tengo sueño, pero me niego a dormir un sábado a esta hora, siento que desperdicio mi desequilibrada juventud, tal vez sea hora de hacer las paces con alguien y así salir un poco. Por lo pronto... no sé... me voy.


martes, 9 de junio de 2015

Cada día estoy mas desorientada y un poco mas desligada de esta vida. Puedo contar motivos para aferrarme a ella con una sola mano y ninguno de ellos es por mi. No tengo a quien recurrir, solo consigo que me ignoren deliberadamente y duele.
Hoy llore mucho y me sentí muy sola, odie a todos los que podrían ayudarme con una simple palabra y deciden no hacerlo. Tengo demasiado rencor y no se como manejarlo.
Siento frío y una pérdida enorme. Tengo tanto miedo, miedo de que ésto nunca se termine, de que siempre sea de ésta forma, de que sea lo que me corresponde. Nadie va a venir a darme una mano, ni siquiera una palabra de apoyo y yo no soy fuerte como para salir sola de esto.
Supongo que debo dejar que lo poco que queda de mi se consuma ya que evidentemente, a nadie le importa demasiado.
La única ventaja que puedo rescatar de todo esto es que no tengo hambre



lunes, 8 de junio de 2015

Tengo que superar mi dependencia a la gente, yo no era así. No puede ser que estar un tiempo sola me tenga al borde de la crisis. Soy una persona "grande", no puedo esperar que todos estén para mi todo el tiempo.
 Tengo cosas que hacer,  pero no tengo quien me impulse a hacerlas. Una amiga siempre me dice que yo debería ser ese impulso, que si necesito que levanten mi ego yo misma debería hacerlo. Pero no le encuentro sentido, no podría hacerlo nunca.
Pero ya me canse de vivir en este caos constante, me hace mal. Quiero ordenarme, sola, de a poco o como sea.  Supongo que no pongo demasiado empeño en ello, porque justamente espero que alguien venga y me de un motivo.
Quisiera poder darle un poco de sentido a lo que soy, a lo que hago pero no encuentro la forma. Odio cuando vuelve esta falta de emoción, no sé cuando vaya a salir de esto. No sé cuanto dure esta vez.

domingo, 7 de junio de 2015

Domingo. Me levanto a las 11 con la garganta dormida, dolor de dientes y un gusto a cigarrillo asqueroso. Soy un asco, mi pelo grasoso, la ropa del día anterior, demasiado agotada mentalmente, demasiado jodida para funcionar. Me ocupo de las pelotudeces de siempre. ¿Y por qué?, si no tengo ganas, no tengo interés. Pero soy obstinada como para aceptar que esto no tiene solución así que sigo con la farsa que me caracteriza.

Pero mentiría si dijera que me importa.

sábado, 6 de junio de 2015

Anoche me acosté triste y hoy amanecí igual o peor. Falté a trabajar, fingí un dolor de estómago, dormí mucho y quisiera seguir haciéndolo. Sería mas fácil si pudiera decirle a todo el mundo que me deje en paz, que hoy preferiría morirme por el "simple" hecho de que soy una abominación.
Mi vida es un desorden y no se por dónde empezar a arreglar esto. No, no sé por que motivo hacerlo.
Mierda, no tengo a nadie. Es patético, desesperante.
Cansada estoy, asqueada de esto. Me siento tan desorientada que ni siquiera se me ocurre una buena forma de plantearlo con palabras. Así de bloqueada estoy.
Mis conocidos dicen que me encuentran muy bien, mas sociable, mas abierta, yo no podría estar mas en desacuerdo. Siento que el encierro me esta consumiendo nuevamente, cada día me siento mas alejada de todo, mas hundida en la indiferencia, buscando mas y mas motivos y razones pero solo me hundo.
250 calorías hasta ahora. Sin planes para el sábado, sin planes para el domingo. No se que vaya a hacer el resto del día...

viernes, 5 de junio de 2015


Todo lo que significa algo termino por eliminarlo, abandonarlo, o me aburre. Y bueno, hoy no es el mejor de los días para expresarme bien.
Pero lo que mas complica mi vida es que no puedo ser siempre la misma persona, no estoy conforme con nada. Con nada.
Básicamente estoy muy triste( esto es algo que puede cambiar en cuestión de segundos) y no se puede esperar mucho de alguien tan jodidamente enferma. Me siento bloqueada y sola, no sé, carente de todo lo esencial, como si no fuese una persona. O como si fuese una persona a medias que depende demasiado del resto de las personas -que a diferencia suya- si son personas.
 No puedo encontrar esa estabilidad que necesito porque le tengo miedo a la normalidad, al tiempo, a la vejez, y quizas no tenga que ver con mi trastorno alimenticio o mis problemas de todo tipo, pero siento que me condena demasiado a estar muy sola o a sentirme muy sola.
No recuerdo la última vez que sentí un logro como algo propio, como si fuese mio, de mi capacidad o esfuerzo o lo que sea, solo pienso que es cuestión de suerte. Todo es suerte, excepto que mi cuerpo es una condena que me hace menos querida, menos recordada(que torpe, torpe)