lunes, 28 de diciembre de 2015

Mis huesos se ramifican como el odio
Y mi cuerpo es una  cicatriz que late,
que aturde hasta la última sombra de mi cabeza

violenta,
como la oscuridad

palpable

Soy una herida que no sella,
que no drena
porque está (estoy)
llena de ausencias

de raíces que duelen

El resto es cordura que asoma
El resto es llanto quebrado y muerto

jueves, 17 de diciembre de 2015

Ya no siento tanta culpa por estar acá, por mentir, o que me quieran. Cosas sin relación, porque mi vida no tiene sentido. No siento culpa porque perdí el entusiasmo.Así de estúpido y poco creíble como suena, viniendo de mi: una persona estúpida y poco creíble.
Mi excusa para vivir se volvió absorber a las personas, sacarles lo que no pueden dar o sentir y obligarlos a dármelo,a entenderme y ayudarme. Aún cuando no necesito nada.
Me canse de convivir con mi cuerpo desgraciado, desbordada de vacíos como siempre. Aún me gusta pensar que me destruyo por partes, de a poquito y me entusiasma la idea de estar un poco muerta, un poco sola, creerme especial en mi dolor.
La realidad es que soy muy visible, que estoy lejos de destruirme, y
lo único que se consume es el deseo de los demás por estar conmigo.






Mil años sin escribir y solo puedo decir ésto, igual, estoy bien.

viernes, 9 de octubre de 2015

nothing. Existed

 Hoy no hice absolutamente nada y así estoy : idiota del aburrimiento, del desgano, de mi, de todo, de nada. Nada. Sola, solísima.
En momentos así agarraría el celular y , no sé, le escribiría a la persona mas remota.

Pero no, no hay ganas, no hay interés. Mi cerebro se encarga de asesinar todo incentivo, cualquier intento de estabilidad, de normalidad, de lo que sea. Siempre surgen nuevas formas de sentirme mal.
No es tristeza, no es ansiedad. De nada me sirven los cigarrillos que escondí, ni nada filoso, ni la comida, porque no quiero hacerme sufrir un poco, ni llorar un rato, ni darme cuenta de que estoy sola. No. Quiero estar bien, y no hay solución para eso




lunes, 5 de octubre de 2015


-"‘I don’t need very much now,’ said the boy, just a quiet place to sit and rest. I am very tired.’" 

-"Well," said the tree, straightening herself up as much as she could, "well, an old stump is good for sitting and resting. Come, Boy, sit down. Sit down and rest."
                                                 
                                                        -Shel Silverstein, The Giving Tree







                                                   

viernes, 2 de octubre de 2015

Being a girl was complicated. It was swallowing rusty nails and clawing our way towards something we didn’t even know we really wanted.When I was thirteen I told Stephanie that drinking orange juice could stop you from fainting because it raises your blood sugar. In sophomore year, she slammed her head, saw stars, and ended up drinking an entire carton in one sitting. She vomited on her kitchen floor, but she couldn’t tell if it was from the concussion or from a pint of orange juice sitting in her stomach. Her doctor told her mother, “All girls try throwing up at some point.”

I remember the first time one of my friends came to me with eyes so red I thought she’d inhaled a desert. She said her mother had died from breast cancer the night before. She said her home was an open grave, a holy space. She said she’d rather be in school than dealing with an absence so loud nobody could speak. I still think about her every time someone says “save the ta-tas” instead of “please god save our mothers haven’t enough of us suffered.”

On certain Saturday nights we’d all get dressed up like we were going somewhere fancy and then sit in and watch Disney movies. We filled ourselves up with popcorn and gossip. When Patty showed up with a black eye again, we all said nothing about it. We were too young to make fists out of fingers, I think.

A girl on the train was reading a book I love. We got to talking. She’s from the Peace Corps, she said, gave me a smile like a thousand volts. She was one of those people who make you feel good about yourself. When she got up to go, she gave me a little wave. I said “Go stop violence,” and she laughed. Hanging off the back of her bag was a little pink can of mace.

We learned to be secret defend-each-other types. We were going to hold the world down until it liked us. There is something bold about being defiant. There is something about having soft petal skin and still showing sharp teeth.

The box was little and teal and had a bow attached to it. Inside was a pair of brass knuckles in the shape of cat ears. “In case,” my father said, “In case.”

I remember my sister, body wrapped in a towel, saying, “It’s not as bad as it looks,” her shinbone a mess of blood where her razor slipped. She said she saw the patch of skin she removed. She wiggled her eyebrows while holding up her pointer finger. “This long,” she said, “And pretty thick.” She had to throw it out rather than let it clog the drain.

He was tall and gawky and if you asked him personal questions, his ears turned red. He asked if I wanted to go out to the pond in the woods. I blushed and told him I couldn’t swim, and he gasped as if he’d been stung. He picked me up so easily, like I weighed nothing. He put me in the trunk of his car. We were laughing.

Much later, a stranger the same size would say, “Hey mama, wanna come home with me?”I remember I met this one girl passed out on a couch, her dress hiked up around her hips. She was lying in her own vomit. “Let’s keep walking,” someone said, “Don’t get involved.” I was too much empathy in a small body to let her go unprotected. She shivered in the shower we put her in. Her skin was so blue around her eyes, I thought maybe she’d slipped the sky in there. She looked terrified. I asked her how much she drank, she couldn’t say. I asked her how she got here, she bit her lip and shook her head. “My friends… Just left,” she said, “They just left.” Sometimes friends are like that, I guess.

In late nights, I heard Kathrine crying about the things her father had said to her. She once told me that if it was a choice between being born with her learning disabilities and being born without a tongue, she’d choose the latter one. I whispered something of an apology that fell as flat as I felt, we don’t talk about it ever again.

Skeleton hands never stop shaking me awake. Sometimes I think we’re drowning and sometimes I think we are just painted that way. There’s never an excuse not to be dainty. Someone once told me that beauty is pain.

I remember her lips and how they were bright pink, because the words out of them were sick green things. Maggie said she’d swallowed eighty-nine Tylenol two days before. She said they’d filled her with charcoal and had her spit back up the blackness that was swelling like a river inside of her. We were fourteen.

We flirted with people we didn’t know, we used other people’s hands to mess up our hair, we got home late. We towered in heels that hurt to look at. We felt fierce, on fire. We painted our lips blood red and kissed the mirror until we got a perfect mark out of it. We’d spend ages just getting ready. It was the fun part of parties, I guess.

Her spine cracked while she rested her head on my leg. She said, “Let’s never get old, okay?” and I told her that sounded great. Sometimes in the darkness, she’d sound serious about it. I wanted to ask her if she was fighting bigger demons than the ones I can raise, but before I found out, she moved away.

We belonged to a group that was all punchline. Someone says, “teen girls, am I right?” and laughter spreads like ripples through the room.

I remember the first time you find out that they hurt one of your friends, because that’s how you find out you’re not safe either. She looked so whole, and that was the problem. Her mascara wasn’t even running. I watched her tell the story five ten twenty times to officers who shuffled papers and sniffed at every other word and sighed often and looked at their watch even though they were the reason she was talking. They asked her what she was wearing, she gestured to her body: jeans, tee-shirt, hoodie. They asked her if she knew him, she said no. They asked her if she provoked him, she said no. They asked her if she told him to stop, she fell silent. After a while, she’d try to explain the fear that had crept up her throat until she had choked. They sighed. Asked for the story again. She had this look on her face that I still dream about. It looked like someone had sucked her soul out.

Kelly in the ninth grade with her shining face telling me, “One of us is the better person. Everyone always compares us.”

A waiter looking down my shirt and saying, “Just a water for you, huh?”

Ballet class with pin-thin shaking hands and bathrooms that smelt like a bad dream. A teacher who said, “Don’t eat unless you faint, darlings.” You get used to cigarettes in the hands of young girls. You get used to the backstage addictions of “only nine hundred more crunches to go.” You get used to seeing this stuff until one day someone asks you why you know all the calories in a grapenut.

            The television saying, “Lose weight, feel great.”
The television saying, “Girls mean nothing.”
The television saying, “If you’re not pretty, you’re not worth discussing.”
The television saying, “If you’re pretty, your personality is awful.”
The television saying, “Spend your money.”
My father telling me: there’s nothing wrong with this system."


Lo encontré en tumblr. 

domingo, 20 de septiembre de 2015

Realmente el papel de boluda/tímida ya me tiene asqueada. Ni siquiera es que me importe que me traten con respeto, solo no quiero que me hablen.
Creo que estoy saliendo un poquito de este estado de mierda en el que estuve los últimos meses.





A veces me da un poco de miedo subir canciones y eso, me da mucha mas desconfianza que contar sobre mi vida. 


martes, 15 de septiembre de 2015

And she led me on, down With secrets I can't keep

Estoy en esos momentos en los que me importa una mierda todo, pero no tanto como para, no sé, comer desaforadamente.
Tengo que abandonar las quejas según todos las personas a las que molesto por whatsapp (ni siquiera los molesto en persona, que considerada). No, por qué voy a dejar de quejarme? voy a desparramar toda la mala onda que quiera, por todos lados. Que injusto que ni siquiera pueda decir lo que siento, aunque no tenga fundamento, ni una razón. No, no me pasa nada. Por qué me quejo? no sé, tal vez porque me siento sola. Por qué no hago algo? ya hago, no me emociona, no me interesa, no me saca de este estado. No espero nada, es decir, no creo que algo surja de repente y esto cambie. Si si, todo depende de mi, la gente y sus frases motivadoras.
Me da pereza hasta terminar de escribir, no sé que quería decir con todo esto. Capaz solo quería quejarme. Como la persona mala onda y llena de malas intenciones que soy, me resulta inevitable hacer un drama sobre mi vida ridículamente sencilla. Y mis problemas tendré que meditarlos sola, porque no tengo a quien mas amargar. Que mal, como quisiera tener a quien envenenar con mis miedos , tristeza y egoísmo.





           

lunes, 7 de septiembre de 2015

Ese instante que no se olvida
Tan vacío devuelto por las sombras
Tan vacío rechazado por los relojes
Ese pobre instante adoptado por mi ternura

-A.Pizarnik

Siempre me siento atontada a esta hora de la tarde. No tengo nada concreto para contar, pero creo que necesito escribir algo para no perderme entre tantos sentimientos raros.  Estoy mejor, pero es un bienestar frágil y no depende tanto de mi. Aún así estoy bien, en momentos tan normales es muy común que me cuestione haber estado tan mal como en otros días. Sé que nunca voy a saber cual de todos mis ánimos es real(por raro que suene, no sé como explicarlo), ni la tristeza de la última entrada, ni la normalidad de hoy. Y sé que existe algún problema, pero justo ahora no pienso en eso.
No sé en que pienso, creo que en nada realmente. Dicen que siempre busco cuestionarme o tener algún tipo de problema, tal vez sea cierto.



viernes, 4 de septiembre de 2015

Quizás la soledad estaba desde mucho antes, pero ahora es un hecho y me pesa.¿Cuánto tiempo puede llevar readaptarse a estar solo? porque ya me cansé de esto que parece no tener fin. It's getting hard to be someone,no me acostumbro a no ser alguien .No sé si anteriormente lo fui, pero ahora no. Desconozco lo que haya pasado en mi vida(ya no puedo afirmar nada), pero todo lo que fue ya no es. Y puede que sea un proceso normal, pero yo no lo siento así.
Es extraño como algunas etapas me parecieron una mierda en su momento (como la adolescencia) porque ahora la extraño. Y no sé si lo que recuerdo ahora como buenos momentos hayan sido buenos, o si el cariño que sentía que recibía era real, pero en mi cabeza así fue.Y ojala lo fuera nuevamente, pero no se puede.  No sé si dejar estas cosas atrás o  seguir insistiendo en volver a algo que dudosamente haya sido como yo recuerdo, y que definitivamente no lo será ahora.Y como soy un tanto débil, dudo que pueda llegar a concretar algo en mi vida sin alguien que me empuje a hacerlo.





martes, 1 de septiembre de 2015

Siempre me detuve a analizarme, nunca me gustó la sensación. No recuerdo mucho de nada, menos de antes. Antes, cuando no me odiaba, porque era, o me creía, igual a todos. O al menos, no me creía una persona merecedora de odio. Ahora me odio hasta en la infancia, cuando recién empezaba este desastre.
No culpo a los que me inculcaron la verguenza como sentir primordial, me culpo a mi.
Porque llegué a un punto en el que puedo afirmar que todo lo que viví hasta ahora fue un cúmulo de motivos para odiarme. Y quisiera dejar de relatar odio, verguenza y culpa, pero no dejo de sentirlo. Ojala pudiera enterrarme en mis propios insultos, en la verguenza que siento por el simple hecho de seguir acá, por ser lo que soy, por no ser alguien mas, por haber nacido del odio mismo.

domingo, 30 de agosto de 2015

Cúrame del vacio

Hoy no soy un ser pensante realmente.  Tristeza y cansancio, eso me pasa.
Creo que estoy teniendo pesadillas, digo creo porque no las recuerdo y me despierto muy mal, muy agotada. Estoy así desde ayer, pense que podría estar por enfermarme pero veo que no es eso. Tampoco puedo echarle la culpa a la época del año, es temprano aún para eso.  Aunque siento que no dormi en siglos, me la paso recordando cosas, echando culpas, asumiendo culpas, cansada, triste, sola, pero a gusto con ello.

Estuve pensando en lo que me dijeron en comentarios de la entrada anterior, sobre mis expectativas hacia los demás. Es cierto que a veces espero demasiado y sin razón, es cierto que no está bien ni es justo para nadie. Pero en ese momento no esperaba gran cosa, solo algo, lo que fuera. Y ese es mi problema : esperar, querer. Sé que no puedo forzar a nadie a quererme ni ayudarme, que debería depender solo de mi, pero me da algo de miedo/rechazo la idea de ayudarme o quererme o aceptarme. No sé por qué. 
Tampoco espero que surja de nadie mas. Esperar que alguien me ayude sería creer que valgo la pena un poco y yo no creo eso. No creo, no espero, nada. No estoy enojada ,aún así siento que detrás de toda esta tristeza se asoma un poco de rencor. Pero no tengo espacio para nada mas que esto, que no sé qué es.

Tengo ganas de atracarme, no de forma violenta pero lo suficiente para ahogarme un poco comiendo. No creo que lo haga, así como tampoco creo que vaya a cortarme o lastimarme de ninguna forma. Tengo ganas, pero hacerlo no me quitaría esto y la verdad es que no es una sensación incómoda. No es como el enojo o la desesperación, es otra cosa. 

Ya no espero





out here i can barely see my breath
surrounded by jealousy and death
i can't be reached, only had one call
dragged underneath, separate from you all

this time i've lost my own return
in spite of everything i've learned
i hid my tracks, spit out all my air
slipped into cracks, stripped of all my cares

i'm so tired sheep are counting me
no more struggle, no more energy
no more patient and you can write that down
it's all too crazy and i'm not sticking round

viernes, 28 de agosto de 2015

why do I give valuable time to people who don't care if I live or die

Venía sintiéndome mejor, pero nunca se sabe.
A veces estoy tranquila y casi me siento bien o normal, pero pasa algo que me arruina el día.Y siempre son boludeces, no voy a negarlo.
Y lamentablemente ,tengo que dejar de contarlo a la gente que en teoría me quiere. Puedo entender que no sepan que decir(yo tampoco sé que decir muchas veces, pero me esfuerzo), pero nunca deja de sorprenderme lo hija de puta que es la gente.
Para ellos tengo que estar feliz siempre, siempre positiva, siempre es mi culpa estar mal, siempre me empeño en ser una mediocre. Que facilidad tienen para resolver las cosas, mis cosas. 


Y siento muchísimo llenarlos de mi mala onda, pero no lo hago a propósito. Ni siquiera sé por que les cuento mis problemas, porque llegué a un punto en el que ya no necesito de ellos. Ya puedo hundirme sola  sin su ayuda.

soy una persona bastante inútil y me vivo equivocando, vivo haciendo de payaso ahí adentro (no intencionalmente, obvio) y anoche no podía mas del odio. Y mientras iban pasando las horas me consolaba pensando 'ya falta poco, llego a casa y me corto o lo que sea' pero no aguante hasta llegar. Normalmente cuando estamos por salir y todos se ponen a charlar entre ellos (y  me ignoran), me encierro en el baño un rato, así que eso hice. Me sentía mal y me rasguñe el brazo, arriba de las cicatrices que estaba tratando de sanar ahora que viene la primavera.

Pero bueno, al menos hoy no trabajo.




miércoles, 26 de agosto de 2015

Your day breaks, your mind aches...

No sé por qué estoy así. Creo que ya dije eso en alguna entrada, creo que ya lo dije- y me lo dije -miles de veces.
Realmente vale la pena esforzarme de forma sobrehumana todos los días en existir, en estar, en seguir?. No sé, creo que estoy cansada de todos los días. Todos los días levantarme, todos los días pensar que voy a comer, todos los días pensar que voy a hacer. Y estoy cansada de los pequeños momentos del día, pequeños momentos de miedo, de tristeza, de ansiedad, haciendo de cada cosita una lucha.  A veces, cuando soy consciente de que me siento bien, normal o cuando simplemente no tengo ganas de morir, tengo de esos momentos. Pienso o me descubro pensando cosas sin sentido, que a su vez le quitan sentido a todo lo que hago.
Falta muy poco para el día del grupo al que quiero/quería ir, aún no sé si debería hacerlo. Tal vez debería escribir en un mejor momento (porque los tengo),cualquiera pensaría que mi vida es una tragedia y no, es un momento, es ahora.

viernes, 14 de agosto de 2015

"More and more, it feels like I’m doing a really bad impersonation of myself."

Tal cual, así me siento. Hago , digo, y pienso cosas que mi verdadera personalidad no haría, no pensaría y no diría. Como esta actitud de timidez que vengo demostrando hace meses, una timidez que no concuerda para nada conmigo. No soy una persona extrovertida para nada, pero esto de pasar por tonta y sentirme avergonzada por todo y que lo demás lo noten y piensen que soy de una forma que no soy ,es malísimo. Es como estar personificando a alguien que me cae muy mal. Y sentirme tan dejada, tan descuidada conmigo y dejar de lado las cosas que me gustan y me dan sentido.todo lo que no estoy haciendo y lo dejo ahí empolvándose. Y la pila de ropa en el suelo, el desorden que me marea, las cosas que no soluciono, la falta de interés, la soledad que yo misma elijo.
Anoche pensaba que no debería ayudarme, por ejemplo, tratando de ver soluciones, pensando en mejorar, creyendo que estoy bien, contenida, acompañada, que soy querida. Porque creyendo todo eso empiezan los miedos, y para no tener miedo me digo que no tengo de que preocuparme porque ningún grupo me va a sacar adelante, que no existen soluciones porque no existe un problema, que mejorar no es una opción cuando se es tan mediocre, que nunca voy a estar bien porque personas como yo no lo merecemos, y que no debería preocuparme en perder el cariño de nadie porque nadie siente tal cosa por mi. Y está bien, así debe ser. ¿Para qué preocuparme por todas esas cosas malas?, mejor recibirlas con los brazos abiertos. Es lo que me toca, lo que merezco. Mejor sentirme conforme sabiendo que tengo lo que me corresponde: nada.
Entonces digamos que no sé cual de esas actitudes adoptar, si ser este asco de persona y lamentarme por ello, o seguir siendo este asco de persona y aceptarlo como un castigo, o tratar de ser menos de todo esto y un poco mas persona de verdad. Llegue a un punto en que no distingo los pensamientos buenos de los malos, los reales de los fundados por los malos momentos(que a lo mejor sean los verdaderos). Lo único que realmente sostengo siempre y de lo que no cambio de opinión, es que no me gusta lo que soy ahora, aunque he sido peor.
 Lamentable.


miércoles, 12 de agosto de 2015

No tengo ganas de hablar ni de escribir, porque estaría comunicándome y no tengo ganas.

Ahora me la paso durmiendo durante el día y de noche despierta, creí que había superado esa etapa pero veo que no.
Siento que decir que sufro de algo sería una falta de respeto hacia las personas que realmente lo padecen porque yo sé bien cual es mi problema. Soy una persona vaga, inconstante, sin determinación, nada mas, eso es todo. O eso digo ahora

Es increíble como esquivo  responsabilidades, amistades, familia o alguna posibilidad de ayuda pero es que no puedo, no sé como me levanto todos los días y hago vida normal porque siento que no puedo, que quiero estar sola tapada hasta a la cabeza y no hablar con nadie. No entiendo como puedo llevar una vida normal o casi normal y no decirle a nadie lo cansada que estoy de ser esto y de no tener nada que me impulse a estar bien. Cada pequeño motivo que alguna vez use como recurso ya no sirve y cada vez es mas difícil encontrar uno y hacerlo durar, cada vez es mas difícil mentirme.

 Estoy tratando mal a todos, quisiera que no lo tomaran como algo personal, pero no es su culpa que yo no sea capaz de decir lo que me pasa como cualquier adulto normal, como cualquier persona normal. Esto me da miedo, sentirme tan gorda, tan obsoleta, tan sin sentido, tener ganas de apuñalarme o de esconderme para apuñalarme, de esconderme y no salir nunca, de morirme escondida y que no me encuentren. Últimamente sentía que necesitaba de la compañía de alguien, por eso estaba tratando de ser mas sociable y no quedarme tan sola pero ya no quiero. No quiero responder mensajes, no quiero ver a nadie y me duele tratar así a la gente pero no puedo evitarlo, ni decirlo.



Look at me, 
Who am I supposed to be?


https://www.youtube.com/watch?v=ZxTO6_Uyc8Y

domingo, 2 de agosto de 2015

dreaming away your life

 Avances o retrocedas, ya perdiste.
Si subís, bajas. Y si bajas, solo seguís cayendo.

¿Quién puede despertarse pensando estas cosas?. 
Hace un tiempo que estoy cayendo, entre buenas y malas, pero cayendo. Porque eso es mi vida, un declive, un precipicio. Ahora lo entiendo. Y ahora que no tengo con qué engañarme, con qué excusarme y obligarme a ser, ya no sé como seguir. 
Sé lo que me llevo a ésto, pero no sé si tenga retorno. Tal vez si dejara de dañarme, humillarme y comenzara a tratarme como persona, si asumiera alguna pequeña responsabilidad, algún pequeño proyecto, algún pequeñísimo sueño, podría salir de este estado de deshumanización.

These days I sit on corner stones
And count the time in quarter tones to ten
Please don’t confront me with my failures
I had not forgotten them
























martes, 28 de julio de 2015



Anoche volví a cortarme, me sentí muy sola y desbordada de situaciones, de pensamientos, de problemas. Pero hoy estoy bien, bastante. Ya no tengo a quien recurrir.Nadie. A veces parece que ni siquiera mis problemas son problemas y estoy muy desorientada.


Creo que me gusta coleccionar cicatrices, me gusta tenerlas. No sé por qué. Creo que es mejor para mi ver mi cuerpo con cicatrices que verlo, no sé, sano. No sé como explicarme.
Necesito salir de mi casa, no tengo ganas pero no puedo estar sola, tengo que distraerme y hacer que el día termine rápido. Soy una mierda, es todo lo que puedo pensar, una irresponsable. No paro de hacer daño.

cut that little child
inside of me and such a part of you







martes, 21 de julio de 2015

Me está costando un poco actualizar últimamente. Me siento como... ida.
Cuando abrí el blog, una chica me dijo en un comentario que iba camino a convertirme en una muerta en vida. No pensé que pasaría tan rápido.
A veces creo que no tengo un motivo para estar así, incluso me cuesta recordar alguna mala experiencia y de la nada me pongo feliz, sólo que no es felicidad. Y en otros momentos no puedo recordar un solo momento agradable y me da una angustia muy fuerte, que sí es angustia.
Mi ansiedad está incontrolable, mis cambios de animo también. Soy un vaivén, no sé que mas hacer.
 Odio escribir entradas tan cortas y absurdas porque podría escribir sobre mas cosas, pero es lo mejor que puedo hacer por esto de estar cambiando constantemente.





martes, 14 de julio de 2015

Pensaba escribir antes cuando estaba repentinamente de buen humor, pero no pude mantenerlo. Digamos que ahora estoy de un humor mas bien neutro, lo que es bueno de hecho. Pensaba dormir toda la tarde pero parece que cambié de idea, no sé, podría hacer mil cosas pero aunque no tenga ansiedad es como si no pudiese prestarle atención a nada.
Es increíble que parezca tan tranquila escribiendo esto porque hace unas horas estaba pensando en rebanarme los brazos, no recuerdo por qué. Son impulsos y pensamientos que no se ausentan un solo día. A veces (como hoy) aprovecho cosas 'malas' que me pasan para justificar mi mal humor y mi tristeza y así poder descansar un poco de forzarme constantemente a parecer alguien normal y funcional.





viernes, 10 de julio de 2015

y volvió la ansiedad, volvió la desesperación y los pensamientos irracionales. No puedo estar sola ni siquiera unas pocas horas o hago desastres. Siento el rechazo y la desaprobación de las personas en cada pequeña palabra que digo, en cada acción.
Nadie quiere saber y el que quiere lógicamente poco entiende.
mil veces pase por esto y mil veces salí , pero estoy cansada.
Tengo 20 recién cumplidos y siento que estoy envejecida y a la vez sumida en la inmadurez, en la dependencia, completamente incapaz de salir adelante por mis propios medios. Y cuando estoy bien, tengo miedo de estar mal e inevitablemente algo tiene que pasar. Pensamientos sin fundamento, lo sé.
yo se que no es real, sé que nadie esta en contra mío, se que no merezco ser infeliz pero siento tanta insatisfacción y odio por cada cosa que hago, digo o escribo, por todo lo que salga o provenga o se relacione conmigo.
Siento que esta incapacidad para expresarme me esta ahogando, me genera muchísimas impotencia, me aisla y me pierdo.
sé que mi vida es buena pero mi mente no esta bien. Y aunque según todos debería abandonar la queja, no encuentro una salida a esto.





lunes, 6 de julio de 2015


Estoy triste, no es resaca ni nada, es que siento que estoy llegando a un punto sin retorno y no quiero. Me angustio y vuelvo a ser un cúmulo de dolor, ansiedad y porquerías. Me siento sola y todo esta tan bien...
Sé que mis entradas son cortas, sin sentido y algo mal redactadas pero no es intencional.

martes, 16 de junio de 2015

No sé, la facu es un desastre... sinceramente. Mil faltas, no hago nada, en dos semanas rindo, bien, ni me interesa. Voy para hacer algo, pero no me lo voy a tomar muy en serio. El trabajo: sigo siendo una inútil, tampoco me importa demasiado. A fin de año me voy a arrepentir bastante pero...fue.
O quien sabe, quizás luego lo arregle, nunca se sabe conmigo. Sigo peleada con todo el puto mundo, aunque no me siento tan pesimista y mi ansiedad la manejo con un par de cigarrillos.

Supongo que podría decir mas cosas pero soy tan vaga que ni eso puedo hacer.

sábado, 13 de junio de 2015

No me quejo.
Sigo perdiendo el tiempo, por qué, no sé. No debería tomarme las cosas tan en serio, no es la gran cosa, nada lo es. Sin embargo,,,
Soy egoísta, eso dicen, me da igual, todos los somos y no está del todo mal. Además, solo es una de mis facetas, tengo miles, no soy nadie en particular. Uno se acostumbra.
No sé que mas desvariar, pensé que tendría mas idiotez para desparramar, pero no. Siento que estoy a punto de ponerme triste, solo a punto, es raro es como si yo misma debiera tratarme con cuidado para no herirme, justo como hacen los demás(la mayor parte del tiempo) es complicado saber que decir para no alterar a la loca. Creo que tengo sueño, pero me niego a dormir un sábado a esta hora, siento que desperdicio mi desequilibrada juventud, tal vez sea hora de hacer las paces con alguien y así salir un poco. Por lo pronto... no sé... me voy.


martes, 9 de junio de 2015

Cada día estoy mas desorientada y un poco mas desligada de esta vida. Puedo contar motivos para aferrarme a ella con una sola mano y ninguno de ellos es por mi. No tengo a quien recurrir, solo consigo que me ignoren deliberadamente y duele.
Hoy llore mucho y me sentí muy sola, odie a todos los que podrían ayudarme con una simple palabra y deciden no hacerlo. Tengo demasiado rencor y no se como manejarlo.
Siento frío y una pérdida enorme. Tengo tanto miedo, miedo de que ésto nunca se termine, de que siempre sea de ésta forma, de que sea lo que me corresponde. Nadie va a venir a darme una mano, ni siquiera una palabra de apoyo y yo no soy fuerte como para salir sola de esto.
Supongo que debo dejar que lo poco que queda de mi se consuma ya que evidentemente, a nadie le importa demasiado.
La única ventaja que puedo rescatar de todo esto es que no tengo hambre



lunes, 8 de junio de 2015

Tengo que superar mi dependencia a la gente, yo no era así. No puede ser que estar un tiempo sola me tenga al borde de la crisis. Soy una persona "grande", no puedo esperar que todos estén para mi todo el tiempo.
 Tengo cosas que hacer,  pero no tengo quien me impulse a hacerlas. Una amiga siempre me dice que yo debería ser ese impulso, que si necesito que levanten mi ego yo misma debería hacerlo. Pero no le encuentro sentido, no podría hacerlo nunca.
Pero ya me canse de vivir en este caos constante, me hace mal. Quiero ordenarme, sola, de a poco o como sea.  Supongo que no pongo demasiado empeño en ello, porque justamente espero que alguien venga y me de un motivo.
Quisiera poder darle un poco de sentido a lo que soy, a lo que hago pero no encuentro la forma. Odio cuando vuelve esta falta de emoción, no sé cuando vaya a salir de esto. No sé cuanto dure esta vez.

domingo, 7 de junio de 2015

Domingo. Me levanto a las 11 con la garganta dormida, dolor de dientes y un gusto a cigarrillo asqueroso. Soy un asco, mi pelo grasoso, la ropa del día anterior, demasiado agotada mentalmente, demasiado jodida para funcionar. Me ocupo de las pelotudeces de siempre. ¿Y por qué?, si no tengo ganas, no tengo interés. Pero soy obstinada como para aceptar que esto no tiene solución así que sigo con la farsa que me caracteriza.

Pero mentiría si dijera que me importa.

sábado, 6 de junio de 2015

Anoche me acosté triste y hoy amanecí igual o peor. Falté a trabajar, fingí un dolor de estómago, dormí mucho y quisiera seguir haciéndolo. Sería mas fácil si pudiera decirle a todo el mundo que me deje en paz, que hoy preferiría morirme por el "simple" hecho de que soy una abominación.
Mi vida es un desorden y no se por dónde empezar a arreglar esto. No, no sé por que motivo hacerlo.
Mierda, no tengo a nadie. Es patético, desesperante.
Cansada estoy, asqueada de esto. Me siento tan desorientada que ni siquiera se me ocurre una buena forma de plantearlo con palabras. Así de bloqueada estoy.
Mis conocidos dicen que me encuentran muy bien, mas sociable, mas abierta, yo no podría estar mas en desacuerdo. Siento que el encierro me esta consumiendo nuevamente, cada día me siento mas alejada de todo, mas hundida en la indiferencia, buscando mas y mas motivos y razones pero solo me hundo.
250 calorías hasta ahora. Sin planes para el sábado, sin planes para el domingo. No se que vaya a hacer el resto del día...

viernes, 5 de junio de 2015


Todo lo que significa algo termino por eliminarlo, abandonarlo, o me aburre. Y bueno, hoy no es el mejor de los días para expresarme bien.
Pero lo que mas complica mi vida es que no puedo ser siempre la misma persona, no estoy conforme con nada. Con nada.
Básicamente estoy muy triste( esto es algo que puede cambiar en cuestión de segundos) y no se puede esperar mucho de alguien tan jodidamente enferma. Me siento bloqueada y sola, no sé, carente de todo lo esencial, como si no fuese una persona. O como si fuese una persona a medias que depende demasiado del resto de las personas -que a diferencia suya- si son personas.
 No puedo encontrar esa estabilidad que necesito porque le tengo miedo a la normalidad, al tiempo, a la vejez, y quizas no tenga que ver con mi trastorno alimenticio o mis problemas de todo tipo, pero siento que me condena demasiado a estar muy sola o a sentirme muy sola.
No recuerdo la última vez que sentí un logro como algo propio, como si fuese mio, de mi capacidad o esfuerzo o lo que sea, solo pienso que es cuestión de suerte. Todo es suerte, excepto que mi cuerpo es una condena que me hace menos querida, menos recordada(que torpe, torpe)